¿Cómo funcionan las apuestas de arbitraje?

¿Cómo funcionan las apuestas de arbitraje?

Las apuestas de arbitraje explotan los diferenciales en cuotas en el mismo mercado entre dos o más casas de apuestas diferentes. Cuando se realiza correctamente, las apuestas de arbitraje garantizan una ganancia al apostador. A continuación se incluye una descripción de las apuestas de arbitraje y un ejemplo de la estrategia en acción.

¿Qué es una apuesta de arbitraje y cómo funciona?

Las apuestas de arbitraje se usan con mayor frecuencia en las apuestas deportivas. Es muy común en el Reino Unido y en ciertas jurisdicciones en los Estados Unidos, como Nevada, donde las apuestas deportivas son legales. La estrategia implica apostar en ambos o en todos los lados de un evento con la combinación correcta entre diferentes corredores de apuestas para garantizar que se obtenga un beneficio neto, independientemente del resultado del evento. Las situaciones de arbitraje surgen porque los corredores de apuestas diferentes a menudo tienen diferentes puntos de vista sobre el resultado del evento y, por lo tanto, ofrecen diferentes probabilidades. Esto ocurre incluso con más frecuencia cuando el evento es raro u oscuro. Por ejemplo, las probabilidades entre los corredores de apuestas pueden ser mucho más cercanas y estar alineadas durante un evento del Super Bowl con dos equipos muy conocidos y estudiados que en una carrera de caballos de todos los días con tres ponys relativamente desconocidos.

Las oportunidades de apuestas de arbitraje generalmente dan como resultado rendimientos pequeños garantizados de menos del 3% y, por lo general, se requieren grandes cantidades de inversión de capital para que funcionen. Suponiendo que un arbitrajista obtiene 2. 5% de ganancia en promedio y realiza 10 apuestas de arbitraje por mes, una devolución de $ 5,000 requiere al menos $ 25,000 de capital para ser utilizado. Los límites de cuenta o apuestas en diferentes casas de apuestas pueden eliminar la capacidad de arbitrar correctamente las apuestas.

Hay algunas trampas con las apuestas de arbitraje. Un ejemplo son los límites de tamaño de la cuenta. Tal vez una cantidad adecuada de apuestas requiera $ 22,000 para asegurar una ganancia, pero la cuenta que el apostante está usando tiene un máximo de $ 20,000. En este caso, el apostador no pudo arbitrar completamente la apuesta, e incluso si utiliza los $ 20, 000 completos, puede incurrir en pérdidas si el resultado del evento no va perfectamente a su favor. Además, se ha visto que los apostadores ganadores consistentemente de las apuestas de arbitraje pueden tener sus cuentas cerradas sin explicación. Otro escollo es que a veces las apuestas de apostadores son errores del corredor de apuestas. Incluso después de realizar una apuesta, si hay un error en las probabilidades, la casa de apuestas puede cancelar la apuesta. Si el apostador ya tiene los otros componentes de la apuesta de arbitraje en su lugar, entonces el apostante está expuesto a riesgos innecesarios y puede perder una gran cantidad de fondos.

Los apostadores que participan en este tipo de apuestas también deben tener una gran cantidad de cuentas de casas de apuestas financiadas en una amplia variedad de casas de apuestas para participar completamente en apuestas de arbitraje. Además, dado que los corredores de apuestas evalúan continuamente sus propios riesgos y ajustan sus probabilidades, las oportunidades de arbitraje solo pueden durar segundos o minutos.Es raro ver una oportunidad de arbitraje durar mucho más tiempo que eso.

Ejemplo simple de apuestas de arbitraje

La forma más fácil de ilustrar una apuesta de arbitraje es usar un ejemplo donde solo hay dos resultados. Imagine un evento deportivo que involucre al Equipo A y al Equipo B. Uno de ellos debe ganar. Ahora imagina que hay dos corredores de apuestas diferentes que ponen probabilidades en el evento. Bookmaker X está dando 1. 375 veces la apuesta si gana el Equipo A. El corredor de apuestas Y está dando 5. 5 veces la apuesta si el equipo B gana. Un arbitraje mejor podría explotar esta situación haciendo la proporción correcta de apuestas. Supongamos que el apostante tiene un total de $ 10, 000 para apostar en el evento. Si el apostante apuesta $ 8,000 en el Equipo A con Bookmaker X y $ 2,000 en el Equipo B con Bookmaker Y, entonces el apostador se garantiza a sí mismo una ganancia sin riesgo de $ 1, 000 o 10%. La matemática se muestra aquí:

Si gana el Equipo A:

Beneficio de Bookmaker X = ($ 8, 000 x 1. 375) = $ 11, 000

Total de apuestas = $ 8, 000 + $ 2, 000 = $ 10 , 000

Ganancia total = $ 11, 000 - $ 10, 000 = $ 1, 000

Si gana el Equipo B:

Ganancia de Bookmaker Y = ($ 2, 000 x 5. 5) = $ 11, 000 > Total de apuestas = $ 8, 000 + $ 2, 000 = $ 10, 000

Utilidad total = $ 11, 000 - $ 10, 000 = $ 1, 000

Cabe señalar que las apuestas de arbitraje no son una estrategia de inversión a largo plazo y no debe incluirse en el plan financiero a largo plazo de ningún individuo. Es una oportunidad comercial a corto plazo que raya en la especulación, ya que pueden ocurrir grandes pérdidas si la estrategia no se implementa a la perfección.