¿Cuáles son las principales diferencias entre un patrón de triángulo simétrico y un banderín?

¿Cuáles son las principales diferencias entre un patrón de triángulo simétrico y un banderín?
a:

Si bien tanto el triángulo simétrico como el banderín son patrones de continuación con un buen grado de confiabilidad, existen algunas diferencias clave entre los dos en términos de sus formaciones.

Tanto el triángulo simétrico como el banderín tienen cuerpos cónicos formados durante un período de consolidación. El precio alcanza constantemente mínimos más altos y máximos más bajos, creando dos líneas de tendencia convergentes que forman esta forma cónica. Sin embargo, el banderín incluye un asta de bandera al comienzo del patrón, que no está presente en la formación del triángulo simétrico. El asta de bandera es una característica muy importante del banderín y se crea cuando el precio repentinamente sube o baja bruscamente en la dirección de la tendencia actual, formando una línea casi vertical. Este movimiento brusco se acompaña de un gran volumen y marca el comienzo de un movimiento agresivo dentro de la tendencia actual. El precio se detiene, formando el cuerpo del banderín, antes de irrumpir en la dirección de la tendencia con renovado vigor.

Una segunda diferencia entre el triángulo simétrico y el banderín es su duración. El banderín se considera un patrón a corto plazo que se forma en un período de días o posiblemente semanas. Idealmente, un patrón de banderín dura entre una y cuatro semanas. Un patrón de triángulo puede tomar mucho más tiempo, a veces formando en el transcurso de meses o años. De hecho, si un patrón de banderín se prolonga en su semana 12 o 13, generalmente se considera que se ha convertido en un triángulo.

El rompimiento después de un patrón de banderín debería ocurrir en o cerca del punto donde convergen las líneas de tendencia, llamado ápice. Sin embargo, cuando se trata de un triángulo simétrico, es óptimo que el precio se rompa por encima o por debajo de las líneas de tendencia entre la mitad y las tres cuartas partes del ciclo. Esto significa que el patrón a menudo nunca alcanza su ápice, formando un cono de cima plana en lugar de un triángulo real. Una ruptura finalmente se ve obligada de una forma u otra ya que el precio se acerca al vértice. Sin embargo, una ruptura prematura o tardía puede ser indicativa de un patrón más débil y una continuación menos robusta.