10 Hábitos de inversores inmobiliarios altamente efectivos

10 Hábitos de inversores inmobiliarios altamente efectivos

Los bienes inmuebles han sido considerados como una buena inversión. La venta al por mayor y la administración de propiedades comerciales y residenciales son solo algunas de las formas en que los inversores pueden sacar provecho de los bienes inmuebles, pero se necesita un poco de experiencia para tener éxito en este campo competitivo. Si bien ciertas universidades ofrecen cursos y programas que benefician específicamente a los inversores inmobiliarios, un título no es un requisito previo para la inversión rentable en bienes raíces. Si un inversor tiene un título o no, hay ciertas características que los principales inversores inmobiliarios comúnmente poseen.

EN FOTOGRAFÍAS: 5 formas simples de invertir en bienes raíces

Inversores inmobiliarios exitosos:

1. Trate las inversiones como negocios

Es importante que los inversores inmobiliarios enfoquen sus actividades inmobiliarias como un negocio para establecer y alcanzar objetivos a corto y largo plazo. Un plan de negocios permite a los inversores inmobiliarios no solo identificar objetivos, sino también determinar un curso de acción viable hacia su consecución. Un plan de negocios también permite a los inversores visualizar el panorama general, lo que ayuda a mantener el enfoque en los objetivos en lugar de a un pequeño revés. La inversión inmobiliaria puede ser complicada y exigente, y un plan sólido puede mantener a los inversores organizados y en la tarea.

2. Conozca sus mercados

Los inversores inmobiliarios efectivos adquieren un conocimiento profundo de su (s) mercado (s) seleccionado (s). Cuanto más entienda un inversionista un mercado en particular, más calificado será para tomar decisiones comerciales sensatas. Mantenerse al tanto de las tendencias actuales, incluidos los cambios en los hábitos de consumo de los consumidores, las tasas hipotecarias y la tasa de desempleo, para nombrar unos pocos, permite a los inversores inteligentes reconocer las condiciones actuales y el plan para el futuro. Estar familiarizado con mercados específicos permite a los inversores predecir cuándo las tendencias van a cambiar, creando oportunidades potencialmente beneficiosas.

3. Mantener altos estándares éticos

Agentes inmobiliarios están obligados a actuar de acuerdo con un código de ética y política de estándares de práctica, y los agentes inmobiliarios se rigen por las normas y normas de comisión de bienes raíces de cada estado. Pero los inversores en bienes raíces, a menos que estén asociados con organizaciones basadas en membresía, generalmente no están obligados a mantener un cierto grado de ética en sus prácticas, siempre y cuando operen dentro de los límites de la ley. Si bien sería fácil aprovechar esta situación, la mayoría de los inversores inmobiliarios exitosos mantienen altos estándares éticos. Dado que la inversión inmobiliaria implica trabajar activamente con las personas, es probable que la reputación de un inversor sea de gran alcance. En el caso de un inversor carente de ética, las consecuencias pueden ser perjudiciales, especialmente a largo plazo. Los inversionistas inmobiliarios efectivos saben que es mejor llevar a cabo negocios equitativos, en lugar de ver lo que pueden hacer.

4. Desarrolle un enfoque o nicho

Debido a que hay tantas maneras de invertir en bienes raíces, es importante que los inversionistas desarrollen un enfoque para obtener la profundidad del conocimiento esencial para tener éxito. Esto implica aprender todo sobre cierto tipo de inversión, ya sea al por mayor o comercial, y tener confianza en ese campo. Tomarse el tiempo para desarrollar este nivel de comprensión es esencial para el éxito a largo plazo del inversor. Una vez que se domina un mercado en particular, el inversor puede pasar a áreas adicionales. Los inversores inteligentes saben que es mejor hacer una cosa bien que cinco cosas mal.

5. Esfuércese por ser buenos Representantes de servicio al cliente

Las referencias generan una porción considerable del negocio de un inversor de bienes raíces, por lo que es fundamental que los inversores traten a los demás con respeto. Esto incluye socios comerciales, asociados, clientes, inquilinos y cualquier persona con quien el inversionista tenga una relación comercial. Los inversores inmobiliarios efectivos son buenos representantes de atención al cliente prestando atención a los detalles, escuchando y respondiendo a las quejas e inquietudes, y representando su negocio de una manera positiva y profesional.

6. Manténgase informado

Al igual que con cualquier empresa, es imperativo mantenerse al día con las leyes, regulaciones, terminología y tendencias que forman la base del negocio de los inversores inmobiliarios. Mantenerse al día requiere de trabajo, pero puede verse como una inversión en el futuro del negocio. Los inversores que se quedan atrás corren el riesgo no solo de perder impulso en sus negocios, sino también de ramificaciones legales si las leyes son ignoradas o rotas. Los inversores inmobiliarios exitosos se toman el tiempo y hacen el esfuerzo de mantenerse educados, adaptándose a cualquier cambio regulatorio o tendencia económica.

7. Comprenda los riesgos

Aquellos que deciden invertir en los mercados de acciones o futuros se ven inundados de innumerables advertencias sobre los riesgos inherentes a la inversión. Numerosas agencias, como la Commodity Futures Trading Commission, exigen descargos de responsabilidad para advertir a los posibles participantes del mercado sobre la posibilidad de pérdida de capital. Si bien gran parte de esto es jerga legal, ha dejado en claro a las personas que invertir en el mercado de acciones o futuros es arriesgado; es decir, uno puede perder mucho dinero. Sin embargo, es más probable que los inversores en bienes raíces de Greenhorn estén saturados de afirmaciones al contrario: que es fácil ganar dinero en bienes raíces. Los inversores inmobiliarios prudentes entienden los riesgos asociados con el negocio, no solo en términos de negocios inmobiliarios, sino también las implicaciones legales involucradas, y ajustan sus negocios para reducir cualquier riesgo.

8. Invertir en un contable de renombre

Los impuestos representan una parte importante de los gastos anuales de un inversor inmobiliario. Comprender las leyes tributarias actuales puede ser complicado y tomarse un tiempo alejado del negocio en cuestión. Los inversores inmobiliarios de Sharp mantienen los servicios de un contador calificado y de buena reputación para manejar los libros de la empresa. Los costos asociados con el contador pueden ser insignificantes en comparación con los ahorros que un profesional puede aportar al negocio.

9. Encuentre ayuda cuando la necesite

La inversión en bienes raíces es complicada y requiere una gran cantidad de experiencia para participar de forma rentable en el negocio. Aprender el negocio y los procedimientos legales es un desafío para alguien que intenta hacer las cosas solo. Los inversores inmobiliarios efectivos a menudo atribuyen parte de su éxito a otros, ya sea un mentor, abogado, contable o amigo de apoyo. En lugar de arriesgar el tiempo y el dinero para resolver por sí mismos un problema difícil, los inversionistas exitosos saben que vale la pena los costos adicionales para encontrar ayuda cuando la necesitan y aprovechar la experiencia de otras personas.

10. Construya una red

Una red puede proporcionar soporte importante y crear oportunidades para un inversor inmobiliario nuevo o experimentado. Este grupo de asociados puede estar compuesto por un mentor bien elegido, socios comerciales, clientes o una organización sin fines de lucro cuyo interés sea en bienes raíces. Una red permite a los inversores desafiarse y apoyarse mutuamente, y puede ayudar de manera significativa a avanzar en su carrera a través del conocimiento compartido y las nuevas oportunidades. Debido a que gran parte de la inversión inmobiliaria se basa en el aprendizaje basado en la experiencia, en lugar de en la lectura de un libro, por ejemplo, los inversores en bienes raíces comprenden la importancia de construir una red.

The Bottom Line

A pesar de las abundantes afirmaciones de que invertir en bienes raíces es una forma fácil de obtener riqueza, de hecho es un negocio desafiante que requiere experiencia, planificación y enfoque. Además, debido a que el negocio gira en torno a las personas, los inversionistas se benefician a largo plazo al operar con integridad y mostrando respeto a los asociados y clientes. Aunque puede ser relativamente simple disfrutar de beneficios breves, desarrollar un negocio viable de inversión inmobiliaria que pueda durar a largo plazo requiere habilidades y esfuerzos adicionales. Ya sea que se centre en edificios de apartamentos o propiedades comerciales, los inversores inmobiliarios altamente efectivos comparten estos 10 hábitos esenciales.