¿Qué es una carta de crédito standby (SLOC)?

¿Qué es una carta de crédito standby (SLOC)?
a:

Una carta de crédito standby, o SLOC, es un instrumento financiero que proporciona una garantía de pago a un beneficiario en caso de que no se produzca una obligación requerida. Las cartas de crédito standby son emitidas por un banco o institución financiera en nombre de un cliente para garantizar esencialmente un contrato que existe entre el cliente y el beneficiario. El SLOC representa la promesa del banco de pagar al beneficiario designado en nombre del cliente en caso de que el cliente no cumpla con sus obligaciones contractuales.

El SLOC tiene una variable de rendimiento incorporada en su estructura que lo distingue de una carta de crédito comercial estándar, donde todas las partes esperan totalmente el pago a través de la carta de crédito comercial. El beneficiario solo solicita y espera el pago a través del SLOC si algo sale mal.

SLOC se utilizan para facilitar el comercio. El SLOC significa la intención del cliente de actuar de buena fe. El banco funciona como un tercero imparcial entre el proveedor, o el emisor del SLOC, y el receptor, o el beneficiario de los bienes o servicios bajo un contrato. El beneficiario puede confiar en la promesa del banco de pagar como red de seguridad en caso de que el cliente no cumpla con el contrato. Esta medida adicional de comodidad alienta a las dos partes, el emisor del SLOC y el beneficiario, a participar en el comercio.

Por ejemplo, los SLOC son compatibles con el comercio internacional. Supongamos que un importador de productos extranjeros duda en hacer un pedido de un proveedor en el extranjero porque está geográficamente distante y el comprador no está seguro de si el proveedor cumplirá fielmente con su obligación de proporcionar el pedido de los productos de manera oportuna. Para atraer al importador a hacer un pedido, el proveedor extranjero podría hacer que su banco emitiera un SLOC en su nombre. Solo se recurriría al SLOC si el proveedor no cumplía lo prometido a su vencimiento. Desde la perspectiva del beneficiario, o en este caso, el importador, el cliente del banco o el proveedor, ya sea que defienda el contrato o el beneficiario reciba una medida de compensación financiera.