¿Cómo se compara el riesgo de invertir en el sector industrial con el mercado en general?

¿Cómo se compara el riesgo de invertir en el sector industrial con el mercado en general?
a:

Existe un mayor riesgo al invertir en el sector industrial en comparación con el mercado en general debido a las altas cargas de deuda y la competencia. El sector industrial está formado por empresas que producen bienes utilizados en la construcción, la fabricación, la agricultura y el transporte. Algunos de los principales componentes del sector industrial son la industria aeroespacial y de defensa, maquinaria industrial, herramientas, construcción, cemento y fabricación de metales.

Cargas de alta deuda

Las empresas del sector industrial tienen grandes inversiones de capital en el negocio y necesitan acceso regular a los mercados de crédito para suavizar las fluctuaciones en el flujo de caja. Además, existe una constante necesidad de mantener las plantas y el equipo y hacer actualizaciones para mantenerse al día con los competidores. Por lo tanto, las acciones industriales tienden a soportar fuertes cargas de deuda.

Cuando los ingresos disminuyen debido a una recesión o un problema con las operaciones, la carga de la deuda puede conducir a una considerable debilidad en los precios de las acciones. El riesgo de tasa de interés también contribuye al riesgo de invertir en el sector industrial.

Competencia

El sector industrial es una industria cíclica. Sus productos tienden a ser de bajo margen con una competencia intensa y una constante presión a la baja sobre los precios. Existe un claro riesgo sectorial debido al apalancamiento del sector industrial con respecto a la tasa de crecimiento de la economía. Debido a la competencia, también existe el riesgo de la empresa, ya que la competencia puede provocar pérdidas rápidas de cuota de mercado. Además, la carga de la deuda puede provocar fuertes caídas en los precios de las acciones.

Los compradores en el sector industrial son extremadamente conscientes de los precios. Debido a las innovaciones tecnológicas, los precios tienden a disminuir con el tiempo y la calidad mejora. Si bien esto es bueno para los clientes, aumenta el riesgo para los inversores en el sector al tiempo que limita el alza.